miércoles, 8 de febrero de 2017

MI OPINIÓN SOBRE "LA PRÓRROGA" DE JEAN PIERRE GIBRAT

No suelo leer cómics, pero cada vez me animo más y en los últimos años he leído uno o dos cada año.

En esta ocasión elegí "La prórroga" de Jean Pierre Gibrat


Título: "La prórroga"
Autor: Jean Pierre Gibrat
Editorial: Norma Editorial
Año de publicación: 1999
Número de páginas: 112
Género: Romántico, histórico, bélico
Tipo: Bilogía (esta edición trae ambos volúmenes en el mismo ejemplar)


Sinopsis:

Julien está muerto. Mejor dicho, le dan por muerto. Tras desertar del ejército y volver a su pueblo natal, se refugia en una casa deshabitada. Desde allí, se convertirá en un testigo de excepción de la vida de un pueblecito francés durante la Segunda Guerra Mundial.

Opinión:

Decir que me ha gustado es poco. Me ha vuelto loca: la historia, los personajes, los diálogos, los dibujos...

La obra se sitúa en el último año de la Segunda Guerra Mundial, cuando los alemanes todavía tenían mucho poder en Francia y los ánimos estaban candentes: personas a favor de los alemanes, personas en contra de los alemanes, oportunistas sin escrúpulos, familias destrozadas, jóvenes obligados a engordar las tropas alemanas y un largo etc.

En estas se encuentra Julien cuando deserta del ejército y va a esconderse a casa de su tía en su pueblo de veraneo. Es un chaval de unos 18 años, sin ideas políticas definidas pero terriblemente ácido y crítico con todo; como él mismo dice, "del partido de la mala fe". Un rasgo que me ha llamado mucho la atención ha sido la ironía y el sarcasmo con el que enfrenta todo lo que le va sucediendo; podría cerrar los ojos y saber que el que está interviniendo en la conversación es él solo por el tono tan característico de su forma de hablar.

Julien está enamorado de Cécile, una chica de su misma edad que conoce desde niño porque también veraneaba en el pueblo. Cécile es mucho más dulce y afable que él, pero le hacen gracia sus bromas y lo pasan bien juntos. 

Tienen una historia muy bonita, la verdad. 



Lo que me suele echar atrás de los cómics es que soy un tanto tiquismiquis con los dibujos; generalmente no me atraen y por eso no me animo a leer muchas obras a pesar de que el argumento me atraiga.

Pero, esta vez, me enamoré totalmente de la forma de dibujar de Gibrat solo con la portada. 
Y, una vez abierto el libro, el tema no hace más que mejorar.

Me parece que estoy ahí, sentada en el café de "Los Tilos" con el solecito calentándome la espalda.


En este pueblecito tan bucólico en el que da la sensación de que no ocurre nada, la tensión entre sus habitantes aumenta exponencialmente conforme se suceden los atentados guerrilleros mientras los soldados alemanes siguen utilizando la fuerza, la amenaza y el asesinato para sus fines.
Y, en medio de todo eso, Cécile y Julien.

¿He conseguido picaros el gusanillo? ¿Habíais oído hablar de este libro antes?

domingo, 5 de febrero de 2017

MI OPINIÓN SOBRE "LA EVOLUCIÓN DEL CALPURNIA TATE" DE JACQUELINE KELLY

¡Hola a tod@s!

Esta vez vengo a hablar de esta novela:


Título: "La evolución de Calpurnia Tate"
Autor/a: Jacqueline Kelly
Editorial: Rocabolsillo
Número de páginas: 316
Año de publicación: 2009
Género: Costumbrista, ciencia.

Tipo: Bilogía

Sinopsis:

Calpurnia, Callie Vee, es una niña que vive en un pueblo de Texas. A pesar de que su madre insiste en que aprenda a tocar el piano, coser y cocinar, ella está más interesada en lo que ocurre tras la puerta cerrada de la biblioteca, o en el laboratorio de su abuelo. Poco a poco irá ganándose a este señor un tanto huraño y empezará a colaborar con él en sus observaciones del medio natural, aprenderá quién es Darwin, qué son las especies y las subespecies y también lo idiotas que se vuelven los hermanos mayores cuando se enamoran.

Opinión:

- ARGUMENTO

Esta historia nos relata la vida de Calpurnia Tate y su familia en un pueblo de Texas, Estados Unidos, en 1899. Es verano, y Callie Vee (como la llaman sus hermanos y amigos) tiene 11 años y medio. Es la única chica entre 6 hermanos; os podéis imaginar el panorama. Un día recibe un cuaderno como regalo de parte de su hermano favorito, Harry. 
A partir de ahí, Callie comienza a observar la naturaleza, a apuntar lo que ve y a hacerse preguntas. Preguntas que a nadie se molesta en responderle excepto su abuelo, con quien Callie nunca ha cruzado más de dos palabras hasta el día en que se atreve a hablar con él. En ese momento nace una relación preciosa y muy muy tierna entre el abuelo y la niña.
La novela cuenta, tal y como reza el título, la evolución de Callie desde que descubre el camino de la ciencia, al mismo tiempo que abandona la niñez para entrar en el mundo de los adultos, y también la relación de la protagonista con todos sus familiares.
Este es el hilo principal, pero a lo largo de la historia ocurren varias situaciones  en las que se trata sin profundizar demasiado temas como la emancipación femenina en una sociedad en la que la mujer cumplía un papel muy definido y limitado, o las condiciones de vida de los esclavos negros frente a las familias blancas adineradas.

Austin (Texas) 1899
Fuente


- PERSONAJES

Callie Vee  es mi nueva heroína. Todavía conserva rasgos tiernos e inocentes propios de la infancia, y a la vez es terriblemente inteligente y curiosa como solo lo son los librepensadores. En una sociedad empeñada en casarla, convertirla en una eficiente ama de casa y arrancar de cuajo todas sus ilusiones culturales y profesionales, Calpurnia se revela. Ella es todo lo contrario de lo que debería ser; preguntona, cabezota e independiente, le importan un pimiento los recitales, los bordados, las clases de piano y los pasteles de pacanas. Ella quiere ser científica y vivir a su aire. La única persona que comprende y comparte sus aspiraciones es su abuelo, Walter Tate.


Entonces lo entendí: no había ninguna especia nueva, sino que todos eran el mismo tipo de saltamontes. Los que habían nacido algo más amarillos podían vivir mucho en los tiempos de sequía, porque los pájaros no los veían en la hierba reseca. A los verdes los pillaban las aves y no duraban lo bastante como para crecer. Solo sobrevivían los amarillos porque estaban en mejores condiciones para sobrevivir al tórrido clima. El señor Charles Darwin tenía razón, y la prueba estaba en mi propio jardín.

Era cierto. Habíamos reanudado las clases y supe que tendría que recuperar esas prácticas, además de media hora adicional como castigo. Eran las normas, pero no me importó; el día había valido la pena. Habría valido mil horas extra de piano.

Soy muy fan de Calpurnia.

Walter Tate es el abuelito de Callie, un hombre huraño, seco e irónico. En su juventud construyó la empresa de la que vive su familia, pero su verdadera vocación es la ciencia. Pasa las horas en su laboratorio intentando destilar licor de pacanas y, aunque se resiste al principio, encuentra en su nieta la pieza del puzzle que le faltaba. 


El señor Hofacket pareció disgustado; tal vez se reprochaba no haber añadido un recargo especial para plantas.
- De acuerdo- dijo-. Entremos en el estudio. NIñita, tú espera aquí.
- No, señor- replicó el abuelito (sí, le llama "abuelito")-. Ella forma parte de esta expedición.

Entre los dos se crea un vínculo muy fuerte de compañerismo y colaboración. Calpurnia es para Walter la ilusión que le faltaba en los últimos tiempos para continuar con sus proyectos científicos; por el otro lado, el abuelo es para Callie el  referente de quién quiere llegar a ser, alguien que le inspira confianza, resuelve sus dudas y le plantea otras muchas, la enseña a pensar y, sobre todo, despliega ante ella un horizonte que Callie nunca imaginó que existía.

Junto a los dos personajes principales tenemos a un elenco de familiares, vecinos, amigos, profesores, dependientes... que conforman el escenario y las circunstancias en las que Callie vive.



Los hermanos de Callie me han hecho muchísima gracia, tanto las monerías de los más pequeños como la edad del pavo de los mayores.
La madre, en cambio, es un personaje mucho más serio. Con su figura representa la sombra del futuro como ama de casa que se cierne poco a poco sobre Calpurnia.

- NARRADOR Y CRONOLOGÍA

Toda la novela está contada desde el punto de vista de Callie, con un lenguaje sencillo pero agudo y certero. El hecho de que el narrador sea una niña hace que te metas mucho más en su mundo, en lo que le importa, en sus disgustos, en su forma de razonar.

La cronología es lineal, en ningún momento hay saltos en el tiempo. La única excepción son algunos recuerdos de Callie, pero yo no los considero saltos en el tiempo.

- RITMO

La acción es puramente cotidiana, por lo que el ritmo es pausado; va contando las vivencias que le ocurren día a día. Esto podría parecer aburrido, sin embargo yo enganché tanto con la protagonista y me lo pasé tan bien con ella y sus hermanos que la lectura se me hizo muy muy amena y la disfruté muchísimo. 
Aun así, reconozco que no es un libro para todo el mundo porque si no te va lo cotidiano puede que te aburras.

- ESCRITURA

La forma de escribir es, como he dicho antes, sencilla, porque todo nos lo está contando una niña. Yo suelo ser un poco tiquismiquis con este tema, pero esta vez me he metido tanto en la historia que no me ha importado lo más mínimo. Es más, es necesario que sea así porque no sería creíble que una niña se expresara como una adulta.


Conclusión:

Una lectura ligera y divertida con una protagonista memorable, que roza temas como la emancipación de la mujer y la explotación de los esclavos de forma sutil, como parte del escenario.



¿Habéis leído este libro? ¿Os llama la atención?

¡Contadme!

jueves, 22 de diciembre de 2016

Mi opinión sobre "The distant hours" ("Las horas distantes") de Kate Morton


Título: "The distant hours" ("Las horas distantes")
Autor: Kate Morton
Editorial: Pan Macmillan
Número de páginas: 667
Año de publicación: 2010
Género: Drama, misterio.

Tipo: Libro único

Enlace a Goodreads

Sinopsis:

A long lost letter arrives in the post and Edie Burchill finds herself on a journey to Milderhurst Castle, a great but moldering old house, where the Blythe spinsters live and where her mother was billeted 50 years before as a 13 year old child during WWII. The elder Blythe sisters are twins and have spent most of their lives looking after the third and youngest sister, Juniper, who hasn’t been the same since her fiance jilted her in 1941. 

Inside the decaying castle, Edie begins to unravel her mother’s past. But there are other secrets hidden in the stones of Milderhurst, and Edie is about to learn more than she expected. The truth of what happened in ‘the distant hours’ of the past has been waiting a long time for someone to find it. 

Opinión:

- ARGUMENTO

Edddie Burchill es editora; acaba de romper con su pareja, ha llegado a los treinta, y nunca se ha llevado especialmente bien con su madre. 
Meredith Burchill es una mujer fría y absolutamente todo lo contrario a Eddie. ¿Libros? ¿Para qué?
Por eso Edddie se extraña tanto cuando ve a su madre llorar a causa de una carta. Por eso comienza a investigar. Y por eso se obsesiona.

Todo tiene que ver con lo ocurrido en el castillo de Milderhust, un lugar espeluznante y cautivador al mismo tiempo que atrapa a Eddie desde el primero minuto en el que pone los pies allí. 
Mujer leyendo una carta. Carl Wilhelm Holsoe. Emmanuel Garant
Entre sus muros se encuentra el recuerdo de Meredith Baker, la niña de 13 años enviada por sus padres durante la Segunda Guerra Mundial para protegerla de los bombardeos londinenses. Esa niña que soñaba con escribir, que veía lo que los demás no eran capaces de ver a través de las personas y las cosas. ¿Qué pasó con esa niña? Eso es lo que Eddie quiere descubrir.

Además, según avanza la historia la protagonista se va sintiendo cada vez más unida a las habitantes del castillo: las hermanas Blythe. Percy, Saffy y Juniper. Tres mujeres unidas por algo que Eddie jamás tendrá, que ocultan secretos tras sus arrugas que tal vez expliquen por qué Juniper enloqueció al ser abandonada por su pretendiente.


- PERSONAJES

Eddie Burchill es el personaje principal de esta novela. Kate Morton nos muestra a una una mujer común en la Inglaterra de los años 90; no le gusta demasiado hablar con los demás, guarda cicatrices en la memoria y asuntos pendientes sin resolver. La muerte de su hermano cuando era pequeña, la distancia con sus padres, la falta de su pareja, su pasión por la literatura; de alguna manera, su vida es un puzzle al cual le faltan piezas. Piezas que encuentra en el castillo de Milderhust y en sus habitantes.  No es especialmente fuerte, segura ni valiente, pero sí terca y perseverante. Eso es lo que más me ha gustado de ella, que me ha parecido alguien que podría encontrarme por la calle, alguien en quien puedo verme reflejada.

"I'm a book person, not a people person, so it didn´t occur to me to do it in other way; with a skip in my step, I hurried back in the direction of the library."


Ya os he hablado antes un poco de Meredith Burchill. Suficiente, por el momento no tenéis que saber más ;P
Por otro lado, tenemos a las hermanas Blythe:

Persephone (Percy) Blythe es una fémina de armas tomar. Seria, irónica, sarcástica. Sus valores familiares y su amor por su hogar son tan sólidos como los cimientos del castillo. Es fría como el témpano y puede llegar a parecer cruel... pero se desvive como nadie por el bienestar de sus hermanas. 
Seraphina (Saffy) Blythe es la antítesis de su hermana. Dulce, maternal, asustadiza, soñadora, creativa... 

A Saffy le gusta crear, Percy vale para arreglar. Saffy sueña despierta, la bandera de Percy es el pragmatismo. Donde Saffy opina que sí, Percy suele argumentar que no. Y siempre gana Percy.
Saffy y Percy son mellizas; unidas por la sangre y por una vida en común, su relación está construida a base de una continua competición por el amor de su padre, la complicidad que solo tienen los que han dormido juntos toda su infancia, los lugares comunes, las culpas y los sueños frustrados por la otra... 

La relación entre ellas es una de los pilares de la novela que más he disfrutado. Supongo que porque nos he visto a mi hermana y a mí reflejadas en sus escenas, tanto cuando aparecen juntas como separadas.

Y por último Juniper Blythe, la hermana loca. Aquella de la que todos hablan, la belleza magnética de Milderhust que escondía un turbio secreto... 
Lo mismo que con Meredith, con saber esto es bastante. El resto os lo dirá la novela.

- NARRADOR Y CRONOLOGÍA

La novela, como viene siendo costumbre para esta autora, se organiza de forma que hay saltos continuos entre el presente (1992) y el pasado (1949, 1951...). Cada fragmento está narrado desde el punto de vista del personaje que lo protagoniza. 
Esto me encanta, porque puedo colarme en la mente de todos los integrantes de la historia y comprenderlos mejor.

- RITMO

No es trepidante, pero no se detiene en ningún momento. Sin prisa pero sin pausa, como se suele decir. Continuamente están sucediendo cosas, de forma que leyéndolo no te aburres. 
Ahora bien, Kate Morton dedica mucho tiempo a describir los personajes y los escenarios. Personalmente, a mí ni me aburre ni me sobra. Creo que es totalmente necesario para entender por qué cada uno toma según qué decisiones; y además te ubica en el lugar para que tú, como lector, también puedas sentir lo que los protagonistas sienten.

- ESCRITURA

Utiliza muchos adjetivos, y la sonoridad de las palabras que escoge hace que la lectura sea una experiencia todavía más bonita. 
Os dejo un ejemplo:


"And it had seemed to (para vosotros todavía es "x") as still seemed now, that (el otro personaje será "y") was just like that flower. An object of unfathomable perfection in a world that was breaking apart. It wasn't only the way she looked, and it wasn't only the things she said. It was something else, an intangible essence, a confidence, a strength, as if she were connected somehow to the mechanism that drove the world. She was the breeze of a summer's day, the first drops of rain when the earth was parched, light from the evening star."


Conclusión:

Ligero y al mismo tiempo muy emocional, es un libro que no me ha costado nada leer. Va hilando misterio tras misterio con respuesta tras respuesta hasta llegar a un final triste y hermoso que cerró el círculo y me dejó con una sonrisa en los labios y una lágrima asomando a mis ojos.


¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
¡Contadme!

Ya nos vamos acercando, así que... Feliz Navidad :)

miércoles, 12 de octubre de 2016

Mi opinión sobre "Ética para Amador" de Fernando Savater


¡Hola a tod@s! 

¿Cómo estáis? Hoy vengo con un libro de no ficción que me regaló una amiga (si me lees, esta reseña es para ti ^^).


Título: "Ética para Amador"
Autor: Fernando Savater
Editorial: Ariel
Número de páginas: 144
Año de publicación: 
Género: Filosofía, ensayo

Tipo: Libro único


Sinopsis:

Este libro -advierte el autor- no es un manual de ética para alumnos de bachillerato. No contiene información sobre los más destacados autores y más importantes movimientos de la teoría moral a lo largo de la historia... Este libro no es más que eso, sólo un libro. Personal y subjetivo, como la relación que une a un padre con su hijo; pero por eso mismo universal como la relación entre padre e hijo, la más común de todas. Ha sido pensado y escrito para que puedan leerlo los adolescentes: probablemente enseñará muy pocas cosas a sus maestros. 
Su objetivo no es fabricar ciudadanos biempensantes (ni mucho menos malpensados) sino estimular el desarrollo de librepensadores

Opinión:

Yo no sé de Filosofía más que lo que aprendí en Bachiller, y realmente no tengo ganas en este momento de mi vida de leer textos excesivamente densos (ya bastante tengo con la carrera jeje). Así que para mí los libros de este tipo son una gran oportunidad de aprender sobre temas que no manejo en mi vida diaria sin agotarme demasiado.

Tal y como indica la sinopsis, el objetivo del autor es descorrer el velo que en el estrés y el dejarnos llevar de nuestra vida cotidiana nos ponemos ante los ojos. 
Tomamos nuestras decisiones corriendo y sin pararnos a pensar en por qué elegimos esto y no aquello, y Savater con este libro quiere decirnos: "¡Para! Date cuenta de que eres libre para escoger, y de que cada decisión que tomes te acerca o te aleja de sentirte bien."

Nos explica lo que es la ética, su utilidad en la vida y su finalidad. Nos pone ejemplos prácticos de situaciones con las que nos solemos encontrar en el día a día, y nos muestra qué pasa si hacemos las cosas de la forma a o de la forma b.

Habla de conceptos tales como la libertad, la buena vida, la moral, la responsabilidad... de forma que los comprendemos y podemos empezar a detectarlos en nuestra vida, para ser capaces de elegir de forma consciente y conscientes de nuestra libertad de decisión.

La manera de contarlo es exactamente tal y como la describen en la contraportada: amena, bien escrita pero con un lenguaje perfectamente comprensible, con muchos toques de humor, colegueo y hasta un punto "abuelo cebolleta" que a mí me ha parecido muy simpático y me ha ayudado a tragar el contenido del volumen, que aunque muy interesante puede hacerse algo pesado.


Al final, por muy ameno que sea, no deja de ser un libro de no ficción que no tiene un hilo conductor, y por lo tanto yo he tenido que "obligarme" un poco a seguir leyendo.
Además, tal y como nos prometen, la finalidad del libro es despertarte para que empieces a pensar, y en los pocos momentos del día en los que una servidora puede leer no me apetece realmente pensar.

De todas formas, aun con lo que acabo de comentar, me ha resultado una lectura muy estimulante y enriquecedora, y la verdad es que tengo ganas de volver a probar con otros libros de este estilo porque he aprendido mucho; ahora soy más consciente de por qué tomo las decisiones que tomo y hacia dónde quiero ir en mi camino.

De hecho, si conocéis más libros de este tipo me encantaría que me dejarais vuestras recomendaciones en los comentarios :)

¿Qué os ha parecido? ¿Sentís curiosidad por leerlo? ¿Soléis leer libros de este estilo?

¡Un saludo!

domingo, 2 de octubre de 2016

Mi opinión sobre "Revolutionary Road" de Richard Yates

Buenos días a tod@s ;)

Hoy traigo al blog una novela que hace mucho tiempo que quería leer a causa de su adaptación cinematográfica: "Revolutionary Road" de Richar Yates.




Vi la película cuando la estrenaron (2008), más o menos con trece años. Y no la comprendí. Me quedé con la sensación de que había mucho más que lo que aparentemente mostraba la cámara. Y, lo que más rabia me daba y el motivo real por el cual quería leer el libro, es que no recordaba qué pasaba ni cómo evolucionaban los personajes; tenía una laguna y me pareció que leer la novela en la que se basa la película sería la mejor opción (además de porque siempre me gustan más los libros que las películas, claro está).
Título: "Revolutionary Road" ("Vía Revolucionaria")
Autor: Richard Yates
Editorial: Alfaguara 
Número de páginas: 376
Año de publicación: Se publicó por primera vez en 1961, pero esta editorial lo sacó a la calle de nuevo en 2008 a causa de la fama que le dio la película.

Tipo: Libro único
Sinopsis: (Alfaguara)

Los años 50 retratados con maestría por Richard Yates en esta magnífica novela tienen demasiados parentescos con los tiempos que vivimos. Frank y April Wheeler tratan de sostener sus ideas incluso contra ellos mismos y sus debilidades en una época en la que la pérdida, muchas veces inconsciente, de valores, parece fundamental e irreemplazable. A partir de este matrimonio analizado bajo un microscopio que nunca se permite ser condescendiente, Yates arma el retrato de un país que ha perdido el rumbo y del que no se puede esperar sino el desastre. Sin embargo, esa lucidez, que mucho tiene de tristeza, es una indagación profunda y por momentos conmovedora sobre lo que el mundo hace con las personas y lo que las personas dejan que su sociedad haga con ellas.

Opinión:

- ARGUMENTO

Hay dos grandes protagonistas en esta novela; por un lado, Frank y April Wheeler. Por otro, la sociedad.
Creo que el propósito principal de este libro es contar lo perdida, desorientada y abocada al desastre que estaba la sociedad americana de los años 50, y para eso el autor se vale del matrimonio Wheeler y todas las personas que les rodean.
Toda la novela es el relato de aproximadamente un año y medio en la vida de Frank y April, viéndoles discutir, complacerse, mentirse, odiarse, amarse, traicionarse, manipularse. En una carrera, cuesta abajo y sin frenos, hacia la destrucción de algo que cae por su propio peso: su relación. 
En medio de esta catástrofe a pedazos, Yates aprovecha para poner, tanto en boca de Frank como en las situaciones que se muestran de otros personajes, una crítica salvaje sobre lo que los americanos querían tener, quieren tener, tienen y pretenden tener. 

- PERSONAJES

Frank Wheeler es un tipo treinteañero, guapo, con buena planta y mucha labia. Es muy inteligente, brillante incluso. Y una persona muy complicada.
Si fuera una persona de carne y hueso, sería aquél que despierta las miradas de las chicas jóvenes al pasar, la persona con la que todos quieren salir, la persona a la que todos admiran. Y, sin embargo, el poder que nos da Richard Yates es el de poder verle por dentro. Y por dentro, Frank Wheeler está podrido.
Nacido en una familia en la que sobraba, bajo la atenta mirada de un padre que no le creía capaz ni de ir a comprar el pan, y acosado por compañeros del colegio que le repetían incesantemente que era un estúpido con ideas de bombero, Frank necesita, por todos los medios, sentirse reafirmado. Darles en la cara a todos los que se burlaron de él demostrándoles que él es mejor, que es un tipo duro, seguro y al que los demás respetan y temen. Que puede hacer lo que le dé la gana sin pedir perdón. Incluso si para eso tiene que seguir casado durante nueve años con una mujer a la que no ama, teniendo hijos que no quiere criar, trabajando para una empresa que detesta y fingiendo que tiene una vida social fantástica con personas a las que desprecia.


April Wheeler es absolutamente todo lo contrario. Viene de una familia desestructurada, con una madre que la dejó al cargo de abuela, tías, vecinas...en sucesivas y larguísimas ocasiones solo para regresar y volverse a marchar. Su padre tampoco se hizo cargo de ella; contadas visitas con regalos improvisados solo para que ella no llorara al verle arrancar el coche de vuelta a su otra vida. 
Como resultado de estas y otras circunstancias, April encuentra en Frank al caballero perfecto para salvar a una princesita como ella. La señora Wheeler no es una mujer tonta, pero está tan convencida de que lo es que no sabe desenvolverse en su propia vida. Está completamente a merced de Frank: él sabe, él decide, lo que hace lo hace por él.
No obstante, como he dicho, April no es tonta. Y a lo largo dela novela va aprendiendo a pensar, a mirarse por dentro y a saber qué siente y qué quiere.

Yates nos presenta a dos personas terriblemente oscuras y retorcidas. Cuando están juntos ambos estallan, pero no pueden soportar vivir separados.
La toxicidad de su relación radica en que viven una mentira.


Frank conquistó a April fingiendo que sabía más, quería más, era más... de lo que en realidad era. 
April, por su parte, aceptó el papel de damisela en apuros a pesar de que, en algún remoto lugar de su cerebro, una vocecilla susurraba: está bien jugar a la dama y el caballero un rato, pero no para toda la vida. 
Y, así, poco a poco, como quien no quiere la cosa y entre las idas y venidas de la vida cotidiana, acaban enganchados y dependiendo el uno del otro pero odiándose. 
Se necesitan porque se complementan: Frank tiene en April a alguien que le admira, que le dora la píldora y que no cuestiona lo que dice. En cambio, April  ve en Frank a un hombre que le presta continua atención, que quiere construir un futuro con ella, que no la abandonará.
Pero lo mismo que se dan el cielo, también se atrapan el uno al otro en el infierno: porque pasan los años, se acumulan los sueños rotos y las decepciones y el otro representa todo lo que pudo ser y no fue, porque se echan las culpas mutuamente de todas las malas decisiones que han tomado, porque no están contentos con su situación y no saben manejar sus emociones. 
No son felices, y se odian a sí mismos, a su pareja y al mundo por ello. Aunque hayan llegado a esa situación por sus propias taras emocionales y por lo tanto sean ellos los que tienen las herramientas para cambiar a mejor, están ciegos ante su propia responsabilidad. 

"En ningún momento había previsto el peso y la conmoción de la cruda realidad; nadie lo había prevenido de que tal vez se vería abrumado por la oscilante visión de una chica a la que no había visto hacía años, una chica cuyas miradas y gestos podían embargarle de deseo ("¿No te gustaría que yo te amara?") pero que luego, ante sus propias narices, se disolvería para convertirse en la insulsa y sufridora criatura cuya existencia él trataba de negar cada día de su vida: esa mujer a quien conocía tan bien y tan dolorosamente como a sí mismo; esa mujer macilenta y encogida cuyos ojos inflamados despedían reproches, y cuya sonrisa falsa en la llamada a escena le resultaba tan familiar como sus propios pies hinchados, la humedad que se le colaba bajo la ropa interior y su propio olor acre."

Frank y April Wheeler viven en Estados Unidos en los años cincuenta, en una casa ideal rodeada de vecinos ideales. Siempre y cuando se los mire de lejos, claro.
El tema de las expectativas es algo que sale mucho a relucir en esta novela: gran parte de la amargura de los Wheeler y todos los demás (sus vecinos los Collins, por ejemplo) nace de la decepción. Pensaban que estar casados, tener hijos y trabajos serios con una gran casa en las afueras, alejada de todo el cutrerío de la sociedad americana de la que vienen, les haría más felices. Sin embargo, no se les ocurrió que los niños lloran y requieren atención, que las mujeres suelen engordar y a los hombres se les cae el pelo, que los trabajos serios son tremendamente aburridos.



Lo más gracioso y deprimente es que Frank Wheeler no para de quejarse y burlarse de esa sociedad, de la que por supuestísimo ellos no forman parte. A ellos no les pasan esas cosas, qué va.
Poniendo esa visión en la mente y boca de Frank, el autor logra que el lector sea todavía más consciente de que todos, absolutamente todos (no se libra ni uno) se engañan a sí mismos repitiéndose cada mañana que tienen la vida que quieren cuando en realidad no pueden ni mirarse al espejo seriamente del asco que se dan.

Dice la sinopsis "sobre lo que el mundo hace con las personas y lo que las personas dejan que su sociedad haga con ellas.". Creo que la sociedad no tiene tanta culpa en lo que les ocurre a Frank y April. Evidentemente influye porque es el mundo en el que viven y uno no es solo uno mismo, es uno mismo y sus circunstancias. Pero me da la sensación de que el mayor peso en los problemas de los personajes lo llevan sus propias taras emocionales que traían de serie y no la sociedad. 

Quizá el personaje que más y más objetivamente es capaz de ver la mierda en la que están metido todos es John (me vais a perdonar, pero no recuerdo su apellido y ya he devuelto el libro a la biblioteca) el hijo de la gerente inmobiliaria. Pero está diagnosticado de esquizofrenia y, claro, quien va a hacer caso a un loco. Y más cuando dice verdades como puños que ninguno quieren escuchar.

- NARRADOR Y CRONOLOGÍA

La historia está contada desde el punto de vista de Frank; estamos continuamente en su cabeza, excepto en ciertos momentos puntuales en los que invadimos la mente de sus vecinos o de April.
Es una novela lineal; los hechos se van desarrollando cronológicamente y los únicos viajes al pasado son a través de los recuerdos de los personajes.

- RITMO

Es bastante estable a lo largo de toda la novela; ni siquiera se acelera al final.
No hay un hilo conductor que te mantenga con intriga, así que hay partes en las que la lectura puede hacerse pesada. Sobre todo la primera mitad.
No obstante, como lo que cuenta es cada vez más intenso según avanza la historia, a partir de la segunda mitad yo no quería parar de leer.

- ESCRITURA

Como habéis podido comprobar en el fragmento que os he copiado, Yates escribe muy bien. Pero muy bien. Y el traductor también ha hecho un grandísimo trabajo. 
El autor sabe exactamente qué palabras tiene que utilizar para hacerte sentir lo cutre y depresiva que es la vida de todos los personajes. Lo describe todo con amargura, hasta los detalles que uno podría pensar que tienen menos que ver con la trama principal. Todo. No da tregua desde la primera página hasta la última.
Pero cutre no significa feo. Yates combina las palabras para escribir párrafos que cuentan cosas tristes y llenas de gris y odio, hipocresía y cobardía, pero consigue que disfrutes leyéndolo porque suena a música.

Conclusión:

Realmente, me ha costado leer este libro. No hay un hilo conductor real que te mantenga enganchado, y la lectura es tan, tan tremendamente desagradable que, al menos yo, me tuve que obligar a seguir leyendo.
Lo que cuenta Yates y, sobre todo, cómo lo cuenta, es, en dos palabras: im-presionante. Te hace sentir de verdad todo esa cutrerío, todas las decepciones que arrastran los personajes, la desesperantemente triste certeza de que no se pueden salvar porque ninguno es consciente de sus problemas.

No creo que sea un libro para todo el mundo ni para cualquier momento vital; ahora, si te gustan los personajes excepcionalmente bien construidos y problemáticos y que lo que cuenta su historia te dé un buen sopapo en la cara y te muestre una vuelta de tuerca sobre la raza humana, a por ello.





¿Qué os ha parecido? ¿Os llama la atención? ¿Lo habéis leído? ¿Habéis visto visto la película?
¡Contadme!



jueves, 1 de septiembre de 2016

Mi opinión sobre: "El niño en la cima de la montaña" de John Boyne

Este es el segundo libro que leo de este autor, que también escribió el gran éxito literario "El niño con el pijama de rayas".



Título: "El niño en la cima de la montaña"
Autor: John Boyne
Editorial: Salamandra
Número de páginas: 249
Año de publicación: 2016
Género: Histórico, psicológico
Tipo: Libro único


Sinopsis:

"De padre alemán y madre francesa, Pierrot ha tenido una infancia no muy distinta de la de cualquier niño de su época. Sin embargo, nos hallamos en París, corre el año 1935 y la guerra que se avecina trastocará el destino de millones de personas. Tras la muerte prematura de sus padres, Pierrot deberá separarse de su íntimo amigo Anshel y abandonar Francia para vivir con su tía Beatrix, que trabaja de ama de llaves en una mansión imponente erigida en lo alto de una montaña. Pero no es una casa cualquiera; se trata nada menos que del Berghof, la enorme residencia que Adolf Hitler posee en los Alpes de Baviera.

Así, a sus siete años, alojado de manera involuntaria en el entorno íntimo del todopoderoso Führer, Pierrot se verá inmerso en un mundo tan extrañamente seductor como peligroso."

He hecho una pequeña trampa y no os he copiado toda la sinopsis; falta la última parte. Me parece que da una información que destripa de alguna manera los acontecimientos de la segunda mitad del libro; creo que eso le quita fuerza al relato, ya que al saber de antemano qué pasará se elimina el factor sorpresa y disminuye el impacto de los acontecimientos que se narran en el lector (que, según mi punto de vista, cuanto mayor sea mejor).

Opinión:

- ARGUMENTO

Creo que el tema principal de la novela es la transformación de Pierrot en Pieter. El libro nos muestra cómo, naciendo desde una situación de carencias emocionales previas y empujado por las circunstancias, cualquiera puede llegar a cometer atrocidades y convertirse en un ser despreciable que nunca imaginó ser.

- PERSONAJES

Pierrot  es un niño de 7 años dulce, amable, cariñoso, alegre y bien educado. Pero físicamente es muy bajito, poco imponente, y eso es algo que, de tantos abusos y humillaciones como le ha supuesto, no puede tolerar. Ese complejo de inferioridad se hace más patente cuando llega a Alemania empujado por su reciente orfandad, ya que en plena ascensión del imperio nazi los insultos por parte de los altos cargos son el pan de cada día. De modo que, cuando las ideas de Hitler y su afortunada posición como su protegido le dan la oportunidad de verse a sí mismo como el ser fuerte que impone respeto que nunca fue, Pierrot no pierde el tiempo. Gradualmente va entrando cada vez más en la dinámica del desprecio y la prepotencia y enterrando a Pierrot dentro de sí mismo para convertirse en Pieter.

- A partir de ahora vamos a tener que cuidarnos mutuamente, Pierrot- dijo Ernst desde el asiento delantero.- Necesito otro hombre en la casa. La forma en la que me acosan estas mujeres acabará conmigo.
- Pero tú eres viejo.
- Hombre, tampoco tanto.
- Veintisiete años es ser viejísimo.
. Si él es viejo- intervino Beatrix- ¿qué soy yo?
Pierrot titubeó unos instantes.
-Prehstórica- declaró por fin con una risita, y Beatrix se echó a reír.

Pieter es alguien terriblemente distinto de Pierrot que parece que no tiene nada que ver con aquel niño que llegó al Berghof, pero es solo la evolución de un gran complejo de inferioridad aderezado con una mente maleable en la que las ideas del Führer calan como en ninguna otra mente podrían hacerlo.
Pieter insulta, grita, traiciona e inventa disculpas imposibles para que el Pierrot que todavía habita dentro de sí no proteste demasiado.

-Yo no soy tu maldita sirvienta. Si quieres un sándwich, prepáratelo tú mismo. Tienes manos ¿no?
-La cocinera eres tú- dijo él sin alzar la voz-, y yo soy un Scharführer hambriento. Me prepararás un sándwich.

Estos dos personajes tan opuestos y tan iguales, las dos versiones de la misma persona, van dejando su huella en el Berghof y sus habitantes conforme pasan los años y la guerra.

Anshel es un personaje secundario muy presente a lo largo de toda la novela; es el amigo de la infancia de Pierrot, al que este termina negando porque es judío. ¿Cómo va a ser el protegido del Führer amigo de un judío? Es un personaje que aparece en pocas ocasiones, pero que cuando lo hace ocupa una pieza clave en el gran puzzle que es al final esta novela.

También están la tía Beatrix, Ernst el chófer, las criadas... Todos son parte esencial de un escenario tan terrible como humano.


- CRONOLOGÍA

La historia está contada de forma lineal, desde la infancia hasta la adolescencia de Pierrot. 

- RITMO

No es lento como para remarcarlo, pero tampoco es un ritmo trepidante; la velocidad es intermedia, útil para no dormirte en los laureles pero tampoco perderte nada de lo que sucede por avanzar demasiado rápido.

- ESCRITURA

El libro está contado desde el punto de vista de Pierrot/Pieter, de modo que al principio la voz narradora es tierna e infantil y con el paso de las páginas va tornándose adulta y resentida. 
La forma de escribir es simple y eficaz, sin florituras ni demasiadas descripciones, y a mí me parece que eso es exactamente lo que tiene que ser, dado que un narrador omnisciente de diez años solo puede pensar y hablar así.


Conclusión:

"El niño en la cima de la montaña" me ha demostrado lo que ya intuía: que cualquiera, venga de donde venga y sea como sea, tiene debilidades, carencias emocionales que, aderezadas adecuadamente y en ciertas circunstancias, pueden llevar a esa persona a evolucionar a una versión de sí  misma que nunca imaginó que podría ser real.


¿Lo habéis leído? ¿Qué os ha parecido? ¿Os llama la atención?