viernes, 15 de enero de 2016

Reseña: "El lector" de Bernard Schlink

Hola :)

¿Cómo estáis?

Hoy traigo un libro que leí tras mucho tiempo de verlo en la estantería, oyéndole decir: "¡leéme, leéme!" cada vez que pasaba por allí.

Se trata de "El lector" de Bernard Schlink.


Mi edición es muy parecida a esta pero con el fondo en amarillo. 

Os dejo la portada más parecida que he encontrado a la mía :)

Título: "El lector"
Autor: Bernard Schlink
Editorial: Anagrama 
Número de páginas: 203
Año de publicación: 1997
Género: Erótico, histórico, un punto "filosófico".
Tipo: Autoconclusivo


Sinopsis: 
Michael Berg tiene quince años. Un día, regresando a casa del colegio, empieza a encontrarse mal y una mujer acude en su ayuda. La mujer se llama Hanna y tiene treinta y seis años. Unas semanas después, el muchacho, agradecido, le lleva a su casa un ramo de flores. Éste será el principio de una relación erótica en la que, antes de amarse, ella siempre le pide a Michael que le lea en voz alta fragmentos de Schiller, Goethe, Tolstói, Dickens... El ritual se repite durante varios meses, hasta que un día Hanna desaparece sin dejar rastro. Siete años después, Michael, estudiante de Derecho, acude al juicio contra cinco mujeres acusadas de criminales de guerra nazis y de ser las responsables de la muerte de varias personas en el campo de concentración del que eran guardianas. Una de las acusadas es Hanna. Y Michael se debate entre los gratos recuerdos y la sed de justicia, trata de comprender qué llevó a Hanna a cometer esas atrocidades, trata de descubrir quién es en realidad la mujer a la que amó... Bernhard Schlink ha escrito una deslumbrante novela sobre el amor, el horro y la piedad; sobre las heridas abiertas de la historia; sobre una generación de alemanes perseguida por un pasado que no vivieron directamente, pero cuyas sombras se ciernen sobre ellos.


He de decir que lo leí en verano y mi memoria (estamos en enero jeje) no me permite recordar todo lo que sentí y opiné en mi cabeza durante la lectura. 
Por eso esta reseña resultará, quizá, algo menos precisa y completa que otras que he escrito antes.

Bueno... Realmente esta novela me decepcionó. 
Lo empecé con unas expectativas altísimas que no se vieron cumplidas, por lo que el sabor del recuerdo final resulta un tanto agridulce.

Creía, juzgando por el título, que el erotismo y el papel de la lectura en el mismo sería 
más protagonista. 
Y... No me ha parecido que lo fuera.

Es importante, desde luego, y el final de la historia enlaza con el principio de un modo que encoge el corazón, pero no es lo que yo esperaba. 
Digamos que la novela tiene dos componentes: la historia de amor y sexo por un lado, y la del proceso introspectivo de Michael al descubrir que Hanna formó parte del nazismo por otro.
Yo pensaba que la historia de amor tendría más espacio dentro de la historia completa, pero no me ha parecido que fuera así. Al contrario, solo tiene un papel protagonista al principio y al final de la novela; durante el nudo se da mucha más importancia a esa segunda trama que os comento.

Michael Berg, el personaje principal masculino que nos relata los acontecimientos durante toda la novela, no me ha llegado muy dentro. Es complejo, y nos da buena cuenta de ello a través de sus pensamientos y reflexiones.
Pero su forma de enamorarse y querer a Hanna... No he conectado con él. No sé, tal vez sea algo que tienen las escenas de sexo; es algo tan personal e íntimo que si no lo sientes no lo puedes comprender con la razón.

En cambio, he conectado mucho más con la protagonista femenina, Hanna. He sido capaz de entenderla mejor. Es enigmátca, dominante y al mismo tiempo dependiente... Nunca antes me había topado con un personaje parecido en la lectura. Psicológicamente, me ha resultado muy interesante.

El resto de las personas que intervienen en la historia no son demasiado importantes; son piezas para que todo encaje y tenga sentido, pero no se les da prácticamente espacio. 

Lo que sí me ha gustado mucho ha sido el puzzle que el autor va construyendo con los acontecimientos a espaldas del lector (hay hechos importantes que son descritos como si no lo fueran más que los demás, cuando sí lo son), para al final encajar todas las piezas y sorprender hilando todas las escenas de un modo tal que al final crea un telar sorprendente y descorazonador.

Eso ha sido lo que más me ha emocionado sin duda; el final. Me estremeció la crudeza y al mismo tiempo la ternura.

Me gustaría haber reseñado este libro antes porque tengo la sensación de que algo importante se me ha olvidado y de que eso condiciona toda la reseña. Pero esto es lo que hay esta vez jeje :)

¿Lo habéis leído? ¿Os llama?

Os leo :)