sábado, 8 de abril de 2017

Mi opinión sobre "El juramento" de Khassan Baiev



Todo el mundo debería leer este libro. Todo el mundo. Y teniendo en cuenta el panorama actual, con mayor motivo.


Título: "El juramento"
Autor/a: Khassan Baiev
Editorial: Entrelibros
Número de páginas: 423
Año de publicación: 2003
Género: Autobiografía, guerra, Medicina.

Tipo: Único


Sinopsis:

Khassan Baiev, nació cerca de Grozny en 1963. Cirujano musulmán, diplomado en la universidad de Krasnoiarsri de Siberia, ha sido testigo directo de las dos guerras ruso-chechenas de 1994 y 1999. Por respeto al juramento hipocrático, participa activamente salvando vidas tanto de soldados rusos como de combatientes y civiles chechenos. Por ser uno de los pocos cirujanos que quedan en la capital chechena, tiene que operar las veinticuatro horas del día en un hospital habilitado, bombardeado por unos y tiroteado por otros. Cuando salva la vida de uno de los principales jefes de la resistencia chechena, los rusos ponen precio a su cabeza, cuando salva un médico ruso, sus hermanos de la resistencia le condenan a muerte. Considerado como un traidor por los dos bandos, en el año 2000 se ve obligado a huir a los Estados Unidos donde los americanos no reconocen su título de médico. Hoy en día vive cerca de Boston y sigue luchando por su país.


¡Aviso! Esta opinión no contiene spoilers, pero sí voy a comentar algo más de la trama para poder explayarme a conciencia. Si no quieres saber más de lo que cuenta la sinopsis, ¡mejor para aquí!

Opinión:

Este no es un libro común. No hay personajes, no hay tramas ni subtramas, no hay nadie que diseñara un mundo para contarlo.

En estas páginas un hombre de carne y hueso, Khassan Baiev, nos relata su experiencia durante las guerras ruso chechenas de 1994 y 1999Y también su vida, en el más hondo sentido de la palabra. 
Su infancia, sus estudios de Medicina, sus competiciones deportivas, sus tradiciones, su religión. Sus novias, su mujer, sus hijos, su familia, sus amigos, sus compañeros de trabajo.

Para ponernos en situación, Chechenia es una región de Rusia de religión musulmana y tradiciones muy marcadas que contrastan absolutamente con las de la sociedad rusa. Es por eso y por la represión a la que el gobierno central ruso había sometido y sometía en los años 90 a los chechenos, que un porcentaje importante de la población chechena deseaba la independencia. Lo cual al gobierno central no le hacía ninguna gracia. Este clima de tensión acaba por desembocar en dos guerras civiles, en 1994 y 1999.



Nacido y educado en Aljan Kala, una localidad cercana a la ciudad de Grozny en Chechenia, Khassan se va a estudiar Medicina a la universidad de Krasnoiark, cerca de Moscú. Allí sufre vejaciones y discriminaciones por ser checheno, pero también se enamora, hace amigos rusos... La apertura de mente y actitud multicultural de algunos contrasta con los prejuicios de otros.

La sensación que tuve al leer esta parte del libro fue que la sociedad rusa y la chechena pertenecían a mundos totalmente opuestos separados por heridas de años de evolución: represión, radicales de uno y otro lado, desconfianza mutua, culpabilización, miedo a lo extraño...

Tras años formándose en distintas zonas de Rusia, el ya doctor Baiev se especializa en Cirugía Reparadora y Maxilofacial, y entre otras labores realiza también operaciones de Cirugía Plástica. Durante esta época a Khassan le va bastante bien. Gana mucho dinero, se puede comprar un coche, una casa, etc; le aprecian como cirujano... Pero la sombra de las tiranteces ruso-chechenas está continuamente pendiendo sobre su cabeza: le miran mal, no le quieren contratar, no le dejan viajar al extranjero...

Cuando la situación entre Rusia y Chechenia se vuelve crítica, Baiev regresa a casa. Y es aquí cuando estalla el horror.

Aparecen militares por todas partes, montan puestos de control cada pocos metros para controlar el paso y, ya que estamos, saquear a diestro y siniestro o también hacer chantaje a todo el que ose conducir. Secuestros, torturas, bombardeos, explosiones... no una sola vez, sino dos. Fueron dos guerras civiles.

Y durante todo ese tiempo, el doctor Baiev se mantuvo firme. La gran mayoría de médicos, enfermeras y personal del hospital de Grozny en el que trabajaba huyeron, pero él se quedó. Cuando bombardearon el hospital, él buscó la forma de seguir atendiendo a sus pacientes. Cuando se quedaron sin agua, energía eléctrica, material sanitario... removió cielo y tierra para reponerlo pagándolo de su propio bolsillo cuando era necesario. 
Reconstruir caras deformadas por la metralla se parecía algo más a su trabajo anterior. Pero también operó intestinos eviscerados, miembros colgantes, realizó cientos de amputaciones... y la técnica la tuvo que aprender él solo sobre la marcha. Llegó a operar las veinticuatro horas del día porque en toda la ciudad y pueblos del alrededor no había más médico que él. 

Fiel al juramento hipocrático que da título al libro, el doctor Baiev atendió a todo el que lo necesitó. Eso cuenta al vecino del pueblo al que un soldado ruso ha disparado en la pierna, y al soldado ruso a quienes los combatientes chechenos han disparado en el brazo. También incluye a los jefes de la resistencia chechena y a los comandantes soviéticos.

Os podéis imaginar el resultado de semejante mezcla. En ambos bandos había gente con mucho poder que pedía su cabeza.

Aun así, en medio del caos también hubo luz. Los niños seguían naciendo, los vecinos del pueblo se presentaron voluntarios arrimando el hombro ya sea para dar de comer a los pacientes operados como para reconstruir las casas bombardeadas, Khassan se casó y tuvo tres hijos, las mujeres del pueblo plantaron cara a los soldados rusos, se formó una red de contactos clandestina para que las familias de los soldados rusos muertos en combate pudieran recoger sus cuerpos...

Nunca nada es blanco o negro. 

La mayoría de los que morían y mataban fusil en mano eran chavales jóvenes absolutamente ignorantes de la situación real. En realidad no sabían ni por qué estaban peleando. 

Por otra parte, malas personas había en ambos bandos. En el bando checheno había radicales que atacaron prolongando la contienda a costa de la muerte de cientos de civiles, llevando a cabo estrategias muy poco inteligentes que solo trajeron consigo más muerte y destrucción. Respecto al bando soviético, entre los combatientes rusos había exconvictos a los que habían conmutado la pena por servir en el ejército con el permiso adicional de robar, amenazar y violar. Ah, y disparar a todo el que consideraran conveniente. Ya fuera un vecino del pueblo que cruzaba la carretera por la noche. 


El doctor Baiev descansando en una de sus jornadas intensivas.
Khassan Baiev te cuenta todo esto con sencillez. De tú a tú.  Sin adornar ni endulzar nada.
Reconozco que se me hizo extraña su forma de escribir, tan acostumbrada como estoy a tonos más novelados, con más adjetivos y dando a la caracterización de personajes y a las emociones más espacio.
Creo que por eso no me ha emocionado tanto como podría parecer por los hechos que cuenta. Me ha impactado, evidentemente, y por eso os lo estoy recomendando. Pero no puedo evitar verlo todo desde una cierta distancia, sin meterme realmente en la historia, y creo que es por el tono más bien frío que utiliza el autor durante todo el libro.

Khassan Baiev es un hombre muy común y muy extraordinario al mismo tiempo. No es perfecto pero tiene principios y es riguroso y valiente; eso es lo que le diferencia de los demás. 

Es algo que me ha gustado mucho del libro y de su autor. No se presenta a sí mismo como un héroe ni como alguien intachable, sino que te habla de sus ambiciones, sus errores, sus tradiciones, su cultura... con el objetivo de que como lector comprendas la situación global y todas las decisiones que él tomó.

Para alguien que ha crecido en la cultura occidental como yo, "El juramento" supone un choque cultural brutal. Cada tradición suya es un sopapo con la mano abierta contra mi forma de mirar. Especialmente con el tema de la familia; en su concepción cultural, la familia es una estructura social y formarla un deber como ser humano. Y cuando se casan no valoran el sentimiento, sino si se considera al futuro cónyuge apropiado para el proyecto familiar. 

Otra cosa que me sorprendió muchísimo fue que una vez casado y con su mujer embarazada o ya con un bebé, Khassan se ausentara durante varios meses para formarse mejor como médico dejando a su mujer con su familia (la de él. Ella se quedó con los bebés viviendo con los padres y hermanas de él). Pero no lo hace desde la indiferencia ni falta de respeto a los deseos de ella, sino que está tan arraigado en su sociedad que es así como se hacen las cosas (ella va a vivir con la familia de él, son las mujeres de la casa las que se encargan de los hijos...) que ni se plantea que haya otra forma de hacer las cosas.
Y Khassan no es una persona despreocupada en absoluto; está continuamente pendiente de si su familia está bien, de mandarles dinero (¿recordáis que él había ganado bastante dinero antes de la guerra? Se encarga de mantener a toda la familia), de llevarles a otro lugar más seguro, de ir a buscar a familiares al otro lado de la frontera con los peligros que eso entraña...

Inciso: todo esto son conclusiones que yo he sacado de la lectura, pero seguro que se puede interpretar de otra forma. Si lo habéis leído y tenéis otra opinión, ¡dejádmela en los comentarios!

Lo grande de este libro es que al hablar de horrores resalta la compasión y hace que la gente valiente y noble sobresalga por encima de la maldad, el egoísmo, la ambición, la indiferencia y la cobardía.
También humaniza la guerra. La convierte en algo mucho más real que una noticia de quince segundos en el telediario. Cuando en Siria o en cualquier otro lugar del mundo alguien hace explotar una iglesia, una escuela, una casa o un hospital... está matando gente con nombres y apellidos. Gente con familias, con trabajos, con ilusiones, con creencias. Gente tan real como las personas con las que te cruzas en la calle. 
No me parece que sea un libro sobre las ideas ni tampoco un libro de Historia. 
Khassan Baiev no se mete en política y no ahonda en el tema; es un hombre informado y se nota por la introducción que nos hace a la situación entre Rusia y Chechenia, por ciertos comentarios o por sus opiniones sobre las estrategias de tal o cual comandante, pero no hay reflexiones políticas como tal. Más bien cuenta el lado civil de la guerra; al estar narrado por un cirujano a pie de calle, es un libro que habla de humanidad más que de cualquier otra cosa. De lo que sufren los civiles y de lo que supone una guerra en el día a día de un pueblo. 

Conclusión:

No es el primer libro de este estilo que leía y no puedo decir que me haya sorprendido las atrocidades que cuenta. Pero lo que sí me ha aportado muchísimo es ver esa valentía y esa firmeza de principios que me parecen admirables contrastados con unas tradiciones que no comparto. Es increíble lo complejas que somos las personas. 


Por eso creo que todo el mundo debería leer este libro; tengas el bagaje personal que tengas creo que  te va a interpelar de una u otra forma y te va a hacer reflexionar, plantearte cómo te comportarías tú en esa situación, cómo responderías a los distintos problemas morales que se le plantean al doctor Baiev (¿es ético operar para salvarle la vida a alguien que sabes que continuará matando? ¿es ético no hacerlo sabiendo que esa persona morirá?). 


No es un libro fácil de leer porque cuenta hechos muy desagradables ante los que es más fácil cerrar los ojos. Pero es un libro que puede aportarte muchísimo y que merece la pena leer (en mi humilde y subjetiva opinión).




Tanto si conocíais el libro como si no, si os llama la atención u os horroriza... estáis invitados a dejarme vuestro punto de vista en los comentarios :)

Y si conocéis más libros de este estilo, me encantaría que me los recomendarais. ¡Gracias!

P.D. Si os interesa conocer más a este hombre, os dejo aquí varios enlaces en los que podéis encontrar más información o contactar con él. 


miércoles, 8 de febrero de 2017

MI OPINIÓN SOBRE "LA PRÓRROGA" DE JEAN PIERRE GIBRAT

No suelo leer cómics, pero cada vez me animo más y en los últimos años he leído uno o dos cada año.

En esta ocasión elegí "La prórroga" de Jean Pierre Gibrat


Título: "La prórroga"
Autor: Jean Pierre Gibrat
Editorial: Norma Editorial
Año de publicación: 1999
Número de páginas: 112
Género: Romántico, histórico, bélico
Tipo: Bilogía (esta edición trae ambos volúmenes en el mismo ejemplar)


Sinopsis:

Julien está muerto. Mejor dicho, le dan por muerto. Tras desertar del ejército y volver a su pueblo natal, se refugia en una casa deshabitada. Desde allí, se convertirá en un testigo de excepción de la vida de un pueblecito francés durante la Segunda Guerra Mundial.

Opinión:

Decir que me ha gustado es poco. Me ha vuelto loca: la historia, los personajes, los diálogos, los dibujos...

La obra se sitúa en el último año de la Segunda Guerra Mundial, cuando los alemanes todavía tenían mucho poder en Francia y los ánimos estaban candentes: personas a favor de los alemanes, personas en contra de los alemanes, oportunistas sin escrúpulos, familias destrozadas, jóvenes obligados a engordar las tropas alemanas y un largo etc.

En estas se encuentra Julien cuando deserta del ejército y va a esconderse a casa de su tía en su pueblo de veraneo. Es un chaval de unos 18 años, sin ideas políticas definidas pero terriblemente ácido y crítico con todo; como él mismo dice, "del partido de la mala fe". Un rasgo que me ha llamado mucho la atención ha sido la ironía y el sarcasmo con el que enfrenta todo lo que le va sucediendo; podría cerrar los ojos y saber que el que está interviniendo en la conversación es él solo por el tono tan característico de su forma de hablar.

Julien está enamorado de Cécile, una chica de su misma edad que conoce desde niño porque también veraneaba en el pueblo. Cécile es mucho más dulce y afable que él, pero le hacen gracia sus bromas y lo pasan bien juntos. 

Tienen una historia muy bonita, la verdad. 



Lo que me suele echar atrás de los cómics es que soy un tanto tiquismiquis con los dibujos; generalmente no me atraen y por eso no me animo a leer muchas obras a pesar de que el argumento me atraiga.

Pero, esta vez, me enamoré totalmente de la forma de dibujar de Gibrat solo con la portada. 
Y, una vez abierto el libro, el tema no hace más que mejorar.

Me parece que estoy ahí, sentada en el café de "Los Tilos" con el solecito calentándome la espalda.


En este pueblecito tan bucólico en el que da la sensación de que no ocurre nada, la tensión entre sus habitantes aumenta exponencialmente conforme se suceden los atentados guerrilleros mientras los soldados alemanes siguen utilizando la fuerza, la amenaza y el asesinato para sus fines.
Y, en medio de todo eso, Cécile y Julien.

¿He conseguido picaros el gusanillo? ¿Habíais oído hablar de este libro antes?

domingo, 5 de febrero de 2017

MI OPINIÓN SOBRE "LA EVOLUCIÓN DEL CALPURNIA TATE" DE JACQUELINE KELLY

¡Hola a tod@s!

Esta vez vengo a hablar de esta novela:


Título: "La evolución de Calpurnia Tate"
Autor/a: Jacqueline Kelly
Editorial: Rocabolsillo
Número de páginas: 316
Año de publicación: 2009
Género: Costumbrista, ciencia.

Tipo: Bilogía

Sinopsis:

Calpurnia, Callie Vee, es una niña que vive en un pueblo de Texas. A pesar de que su madre insiste en que aprenda a tocar el piano, coser y cocinar, ella está más interesada en lo que ocurre tras la puerta cerrada de la biblioteca, o en el laboratorio de su abuelo. Poco a poco irá ganándose a este señor un tanto huraño y empezará a colaborar con él en sus observaciones del medio natural, aprenderá quién es Darwin, qué son las especies y las subespecies y también lo idiotas que se vuelven los hermanos mayores cuando se enamoran.

Opinión:

- ARGUMENTO

Esta historia nos relata la vida de Calpurnia Tate y su familia en un pueblo de Texas, Estados Unidos, en 1899. Es verano, y Callie Vee (como la llaman sus hermanos y amigos) tiene 11 años y medio. Es la única chica entre 6 hermanos; os podéis imaginar el panorama. Un día recibe un cuaderno como regalo de parte de su hermano favorito, Harry. 
A partir de ahí, Callie comienza a observar la naturaleza, a apuntar lo que ve y a hacerse preguntas. Preguntas que a nadie se molesta en responderle excepto su abuelo, con quien Callie nunca ha cruzado más de dos palabras hasta el día en que se atreve a hablar con él. En ese momento nace una relación preciosa y muy muy tierna entre el abuelo y la niña.
La novela cuenta, tal y como reza el título, la evolución de Callie desde que descubre el camino de la ciencia, al mismo tiempo que abandona la niñez para entrar en el mundo de los adultos, y también la relación de la protagonista con todos sus familiares.
Este es el hilo principal, pero a lo largo de la historia ocurren varias situaciones  en las que se trata sin profundizar demasiado temas como la emancipación femenina en una sociedad en la que la mujer cumplía un papel muy definido y limitado, o las condiciones de vida de los esclavos negros frente a las familias blancas adineradas.

Austin (Texas) 1899
Fuente


- PERSONAJES

Callie Vee  es mi nueva heroína. Todavía conserva rasgos tiernos e inocentes propios de la infancia, y a la vez es terriblemente inteligente y curiosa como solo lo son los librepensadores. En una sociedad empeñada en casarla, convertirla en una eficiente ama de casa y arrancar de cuajo todas sus ilusiones culturales y profesionales, Calpurnia se revela. Ella es todo lo contrario de lo que debería ser; preguntona, cabezota e independiente, le importan un pimiento los recitales, los bordados, las clases de piano y los pasteles de pacanas. Ella quiere ser científica y vivir a su aire. La única persona que comprende y comparte sus aspiraciones es su abuelo, Walter Tate.


Entonces lo entendí: no había ninguna especia nueva, sino que todos eran el mismo tipo de saltamontes. Los que habían nacido algo más amarillos podían vivir mucho en los tiempos de sequía, porque los pájaros no los veían en la hierba reseca. A los verdes los pillaban las aves y no duraban lo bastante como para crecer. Solo sobrevivían los amarillos porque estaban en mejores condiciones para sobrevivir al tórrido clima. El señor Charles Darwin tenía razón, y la prueba estaba en mi propio jardín.

Era cierto. Habíamos reanudado las clases y supe que tendría que recuperar esas prácticas, además de media hora adicional como castigo. Eran las normas, pero no me importó; el día había valido la pena. Habría valido mil horas extra de piano.

Soy muy fan de Calpurnia.

Walter Tate es el abuelito de Callie, un hombre huraño, seco e irónico. En su juventud construyó la empresa de la que vive su familia, pero su verdadera vocación es la ciencia. Pasa las horas en su laboratorio intentando destilar licor de pacanas y, aunque se resiste al principio, encuentra en su nieta la pieza del puzzle que le faltaba. 


El señor Hofacket pareció disgustado; tal vez se reprochaba no haber añadido un recargo especial para plantas.
- De acuerdo- dijo-. Entremos en el estudio. NIñita, tú espera aquí.
- No, señor- replicó el abuelito (sí, le llama "abuelito")-. Ella forma parte de esta expedición.

Entre los dos se crea un vínculo muy fuerte de compañerismo y colaboración. Calpurnia es para Walter la ilusión que le faltaba en los últimos tiempos para continuar con sus proyectos científicos; por el otro lado, el abuelo es para Callie el  referente de quién quiere llegar a ser, alguien que le inspira confianza, resuelve sus dudas y le plantea otras muchas, la enseña a pensar y, sobre todo, despliega ante ella un horizonte que Callie nunca imaginó que existía.

Junto a los dos personajes principales tenemos a un elenco de familiares, vecinos, amigos, profesores, dependientes... que conforman el escenario y las circunstancias en las que Callie vive.



Los hermanos de Callie me han hecho muchísima gracia, tanto las monerías de los más pequeños como la edad del pavo de los mayores.
La madre, en cambio, es un personaje mucho más serio. Con su figura representa la sombra del futuro como ama de casa que se cierne poco a poco sobre Calpurnia.

- NARRADOR Y CRONOLOGÍA

Toda la novela está contada desde el punto de vista de Callie, con un lenguaje sencillo pero agudo y certero. El hecho de que el narrador sea una niña hace que te metas mucho más en su mundo, en lo que le importa, en sus disgustos, en su forma de razonar.

La cronología es lineal, en ningún momento hay saltos en el tiempo. La única excepción son algunos recuerdos de Callie, pero yo no los considero saltos en el tiempo.

- RITMO

La acción es puramente cotidiana, por lo que el ritmo es pausado; va contando las vivencias que le ocurren día a día. Esto podría parecer aburrido, sin embargo yo enganché tanto con la protagonista y me lo pasé tan bien con ella y sus hermanos que la lectura se me hizo muy muy amena y la disfruté muchísimo. 
Aun así, reconozco que no es un libro para todo el mundo porque si no te va lo cotidiano puede que te aburras.

- ESCRITURA

La forma de escribir es, como he dicho antes, sencilla, porque todo nos lo está contando una niña. Yo suelo ser un poco tiquismiquis con este tema, pero esta vez me he metido tanto en la historia que no me ha importado lo más mínimo. Es más, es necesario que sea así porque no sería creíble que una niña se expresara como una adulta.


Conclusión:

Una lectura ligera y divertida con una protagonista memorable, que roza temas como la emancipación de la mujer y la explotación de los esclavos de forma sutil, como parte del escenario.



¿Habéis leído este libro? ¿Os llama la atención?

¡Contadme!